Si te quitas las excusas puedes lograr lo que tu quieras